Mapa satelital en vivo

Ya hace más de cuatro años que escribí un post sobre la posibilidad de ver satélite en tiempo real, explicando que no era posible y las razones. Pasado este tiempo, puedo afirmar que acceder a un mapa satelital en vivo sigue siendo algo imposible (excepto para organizaciones gubernamentales o demográficas).

Como todavía hay mucha gente que sigue preguntando sobre este tema porque no lo terminan de entender, voy a intentar explicarlo de otra manera:

No os dejéis engañar por algunas webs que dicen que te dan acceso a mapas satelitales en tiempo real, ni tampoco por las que sugieren descargar un programa (que casi siempre resulta ser el Google Earth, el cual es espectacular pero no tiene imágenes en vivo).

Y quien dice el Google Earth, dice Google Maps, Yahoo! Maps, OpenStreetMaps, Wikimapia y todos los productos o servicios existentes. Ninguno de estos es en tiempo real, sino que se limitan a ofrecer imágenes satelitales de todo el mundo, tomadas en algún momento preciso, el cual puede ser relativamente cercano o tener 5 ó 6 años. Además, muchas de las imágenes que vemos a través de estos sistemas ni siquiera estan tomadas desde un satélite, sino por avionetas especializadas en fotografiar nuestro planeta.

Los satélites de observación (los que sirven para obtener imágenes de La Tierra) se encuentran en la órbita baja terrestre, a una altura entre 200 y 1.200km y dan una vuelta al planeta cada hora y media. Si a esto le añadimos que el satélite puede “ver” lo que tiene debajo de él, llegamos a la conclusión de que es imposible que esté en todas partes al mismo tiempo. Como mucho, mucho (y ni siquiera a esto tenemos acceso), podríamos llegar a ver un mapa satelital en vivo de la zona que hay debajo del satélite justo en ese momento.

Mapa satelital en vivo

Dicho de otra manera, es como si tuviésemos una cámara que va viajando por el mundo y grabando lo que ve. Es imposible que grabe todo lo que está ocurriendo en el planeta, solo grabará en el sitio donde esté la cámara en ese momento. Pues un satélite es lo mismo. Si quisiéramos ver nuestra calle en vivo, a nuestra pareja para saber lo que está haciendo, a las vecinas a ver si están tomando el sol o buscar nuestro coche que nos lo han robado… ¡necesitaríamos un satélite para cada uno de nosotros! Así que ir preparando unos cuantos millones de dólares para compraros uno…

Como veis, una vista satelital en vivo solo está al alcance de servicios secretos del Gobierno o de importantes instituciones científicas, que son los únicos con suficiente dinero (y permisos) para controlar un satélite en la órbita terrestre. Y cuidado, que ni siquiera éstos lo tienen fácil… ¿sabíais que apuntar un satélite a la zona que deseamos ver en ese momento, puede tomar un tiempo medio de 6 horas? Tiempo más que suficiente para que el ladrón o el asesino de turno ya se encuentre a 500 kilómetros.

Por otro lado, algunos preguntan si es posible ver lo que ocurrió en cierta zona el día X a la hora tal. Lo siento, pero no. Tener acceso a este servicio requeriría que un satélite hubiese estado apuntando a esa zona justo a la hora deseada. No sé cuales serán las posibilidades de que coincida este hecho, pero seguro que es más fácil que te toque la lotería.

Si alguien sigue con dudas, puede preguntar en los comentarios, pero ahorraos decir simplemente “quiero ver el mundo en vivo”, porque ya está bien explicado que no se puede hacer :-)

Si te ha gustado, dale al +1

1 comentario

  1. vinos olarra dice:

    Estoy de acuerdo con lo que defines en este blog, puesto que es imposible para una persona corriente tener su propio satélite dando vueltas para su servicio. Puede que en un futuro lejano se pueda conseguir pero aún nos queda mucho tiempo para eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*